20 agosto 2009

¿Qué significa que un camello pase por el ojo de una aguja?

Cuando Jesús hablaba con un hombre rico (Lucas 18:18-30), quedó muy decepcionado de él, pues amaba por sobre todas las cosas sus riquezas. Entonces Jesús dijo: "Porque es más fácil pasar un camello por el ojo de una aguja, que entrar un rico en el reino de Dios" (Lucas 18:25). Pero, ¿qué significan aquellas palabras?


Existen tres grandes explicaciones para interpretar las palabras de Jesús. La primera es que "ojo de una aguja" es una referencia a una puerta pequeña que se hallaba en otra puerta mucho más grande en la entrada de la ciudad. La puerta grande se abría para que pasaran los mercaderes y los animales, mientras que la pequeña se abría sólo para los caminantes. Por lo tanto, por la puerta pequeña o "aguja" no podían pasar animales grandes, incluyendo los camellos. Otros han sugerido que, además de la puerta pequeña, también se trataría de un pasillo lleno de curvas. Sería muy difícil que un camello pasase por el ojo de una aguja. Cualquiera de las dos opciones, ninguna tiene fundamento histórico que la respalde.


La segunda se refiere al significado de la palabra "camello". Para muchos, la palabra aramea "gamla" significaba "soga" como "camello". Se trataba de una soga que se usaba para amarrar los barcos a los muelles. Además, la palabra griega "kamelos" (camello) es muy similar a la palabra griega "kamilos" (soga). Los traductores habrían obviado su uso en tiempos bíblicos y la habrían traducido como "camello". De cierta manera, una soga de tal grosor jamás podría pasar por el ojo de una aguja. Sin embargo, tampoco es muy claro su respaldo en el idioma griego.


Mientras que la tercera explicación es la más literal. La ridícula imagen de que un camello podría pasar por el ojo de una aguja sería una expresión hebrea usada por Jesús. Los judíos también usaban la expresión "pasar un elefante por el ojo de una aguja" (Talmud). Cualquiera de las interpretaciones sea la correcta, las palabras de Jesús deben ser tratadas como una hipérbole, es decir, una exageración de una escena para explicar lo difícil que será para una persona que ame las riquezas antes que a Dios entrar en el cielo.

5 comentarios:

  1. SALUDOS EN EL NOMBRE DE JESUCRISTO
    QUE LA GRACIA DE NUESTRO DIOS HABITE
    EN NUESTROS CORAZONES....AMEN

    ResponderEliminar
  2. Muy buena explicación, manteniendo el real enfoque en la conclusión. Gracias por la dedicación.

    ResponderEliminar
  3. El ojo de una aguja era una puerta pequeña de un corral donde encerraban a las obejas, eso me respondio un sacerdote, oviamente no puede ser literal por q en ese tiempo no existian las agujas como las conocemos hoy
    Saludos...

    ResponderEliminar
  4. Muy buen argumento para os que propagan la Teología de la prosperidad mientras rechazan tomar la Cruz y seguir a Jesús.

    ResponderEliminar

¿Y TÚ QUÉ OPINAS?

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.